Lupus

Áreas de Salud > Vivir con... > Lupus

Diez consejos para convivir con el lupus:

De acuerdo con la Federación Española de Lupus (FELUPUS), hoy en día , entre el 80% y el 90% de los enfermos de lupus tienen una expectativa de vida equiparable a la del resto de la población. Si son capaces de adaptarse al ritmo de la enfermedad y a los efectos del tratamiento farmacológico, pueden llevar una vida normal, similar a la de las personas sanas. Para conseguirlo, las siguientes recomendaciones pueden resultar muy útiles:

  1. Conoce bien tu enfermedad.
    Infórmate a fondo sobre todo lo relacionado con el lupus y su impacto en la salud. Participa de manera activa en la planificación de tu tratamiento y trata de conocer las señales de aparición un brote –cansancio, dolor, sarpullido…-, ya que te ayudarán a prevenirlos y a reducir síntomas y visitas al médico.
  2. Sé constante con tu tratamiento.
    Una buena adherencia a los fármacos y dosis que el médico te ha prescrito es vital para mantener a raya los síntomas.
  3. Encuentra tu ritmo.
    Ya que la fatiga es uno de los síntomas del lupus, ten claras tus prioridades para poder distribuir bien tu tiempo y energía entre el trabajo y el resto de actividades de tu vida diaria. Reduce el ritmo cuando sea necesario, sin esperar a estar cansado y, si llegas a estarlo, no te sientas mal por ello.
  4. Duerme lo suficiente.
    Durante los brotes, debes dormir muchas horas, sobre todo durante la noche, e ir reduciendo la cantidad conforme vayan desapareciendo los síntomas. También puedes recurrir a pequeñas siestas para no llegar exhausto al final del día.
  5. Presta atención a lo que comes.
    Sigue una dieta equilibrada y saludable, que incluya todo tipo de alimentos, pero observa si alguno de ellos desencadena o empeora tus síntomas. Si el lupus está activo y no sientes mucho apetito, pueden ser aconsejables los suplementos vitamínicos, aunque siempre debes tomarlos bajo supervisión médica.
  6. Practica ejercicio físico moderado.
    Sobre todo en las etapas en que el lupus permanece inactivo, nadar, caminar, montar en bici o practicar otras actividades aeróbicas te ayudará a mejorar tu salud y bienestar. Durante los brotes, realiza ejercicios para ampliar el alcance del movimiento, como estiramientos, que disminuyen la rigidez y aumentan la flexibilidad. Los ejercicios de fuerza como el levantamiento de pesas fortalecerán tus músculos. Tu médico o fisioterapeuta pueden ayudarte a elaborar un programa personalizado.
  7. Protégete del sol.
    No te expongas a él de manera directa, sobre todo si eres especialmente sensible a sus radiaciones, ya que la exposición solar puede desencadenar brotes. Usa filtros solares y fotoprotectores para protegerte de los rayos UVA y UVB e IR-A y, si permaneces al sol, ponte sombreros y prendas que cubran brazos, piernas y pecho. Trata de evitar también las luces fluorescentes.
  8. Organízate si quieres ser mamá.
    Una buena planificación de los embarazos con el consejo de tu médico evitará riesgos para ti y para el futuro bebé.
  9. Plántales cara al estrés y a la tristeza.
    Es posible que el lupus te haga sentir a menudo deprimido, enfadado o estresado. Además de practicar ejercicio de manera regular, realizar actividades como la meditación, la relajación o el yoga puede ayudarte a mitigar estas sensaciones. Existen también grupos y asociaciones de apoyo a los que puedes recurrir.
  10. Cuenta a tus familiares y amigos cómo te sientes.
    Explícales en qué consiste la enfermedad y sus síntomas. Cuando te sientas triste o decaído, charlar con ellos o tomar parte en actividades sociales puede ayudar a sentirte mejor. No obstante, no dudes en pedir consejo profesional si esa sensación no cede con el tiempo.

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.

CinfaConsejos - Lupus

Fecha de publicación 17 julio, 2017