Hipoacusia

Áreas de Salud > Vivir con... > Hipoacusia

Consejos para prevenir los problemas de audición

Muchos casos de sordera son prevenibles, sobre todo en los niños. En otras ocasiones, la detección precoz  del problema puede minimizar las consecuencias de la pérdida de audición en estas edades. Por este motivo, es crucial tomar precauciones como las siguientes:

  1. Cuídate durante el embarazo.
    Es decir, ponte las vacunas que te prescriba tu médico (sarampión, la rubeola o la meningitis) y realiza las pruebas que te indiquen para detectar y descartar  enfermedades que puedan ocasionar complicaciones en el feto, entre ellas una sordera. . Nunca te automediques. Por último, mantén una higiene diaria adecuada con el fin de prevenir infecciones y cuida también tu alimentación atendiendo a las recomendaciones de tu médico.
  2. Observa si tu hijo recién nacido oye bien.
    Sobre todo, si existen factores de riesgo (antecedentes familiares de sordera, bajo peso al nacer, asfixia durante el parto, ictericia o meningitis…). En este caso, debes llevarlo al especialista para que lo someta a una evaluación y diagnóstico tempranos.
  3. Vacuna a tus hijos.
    Protégelos, sobre todo, de infecciones como el sarampión, la meningitis, la rubéola y la parotiditis. En aquellos casos en que presenten factores de riesgo, también deben realizarles  pruebas de detección de la otitis media y, en caso de que exista, llevar a cabo las intervenciones médicas necesarias.
  4. Evita automedicarte.
    El uso de determinados fármacos (por ejemplo, algunos antibióticos), tanto por vía tópica como por vía oral, puede ser perjudicial para los oídos.
  5. Limpia solo la parte externa de los oídos.
    Normalmente, el conducto auditivo se limpia por sí solo y va expulsando la cera hacia el exterior, por lo que es mejor limpiar solo la parte externa de la oreja, sin introducir bastoncillos u objetos similares en los conductos auditivos. No obstante, si tienes molestias, disminución de la audición y sospechas que puede existir algún tapón de cera, acude a tu médico.
  6. Nunca extraigas por ti mismo un objeto que haya podido llegar al oído.
    Si, de forma accidental se introduce un cuerpo extraño en el oído de un niño o un adulto, lo mejor es que acudas al Centro de Salud para que un profesional lo extraiga. En ningún caso uses objetos puntiagudos para extraer o manipular  el cuerpo extraño.
  7. Protege los oídos al hacer deporte.
    Si tú mismo realizas o tus hijos practican algún deporte de contacto, trata de evitar impactos directos sobre esa zona. En caso de traumatismo, es recomendable la consulta con el especialista.
  8. Valora usar tapones cuando te bañes.
    Toma precauciones a la hora del baño: el agua de mar, de pantanos o de piscinas puede estar contaminada y, en algunos casos que el especialista ha de valorar, puede ser recomendable el uso de tapones.ç
  9. No te expongas a sonidos demasiado intensos.
    No uses los auriculares a demasiado volumen y tampoco durante demasiado tiempo. Intenta controlar también el tiempo que pasas en discotecas u otros lugares donde el volumen de la música sea alto. Si en el trabajo no puedes evitar la exposición a ruidos, protégete con tapones o material aislante.
  10. Acude al otorrinolaringólogo en cuanto detectes cualquier problema de audición.
    Actuar rápido es primordial, al igual que realizar revisiones con regularidad, sobre todo para las personas mayores y para quienes sufran niveles altos de exposición al ruido en su puesto de trabajo.

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.

descargar-pdf

Cinfaconsejos hipoacusia

Fecha de publicación 19 marzo, 2018

Términos relacionados