Artritis

Áreas de Salud > Vivir con... > Artritis

Diez consejos para controlar la artritis reumatoide:

Introducir algunos cambios en el estilo de vida puede ayudar a controlar la artritis reumatoide. En los casos de personas que se encuentran en fases iniciales de la enfermedad o de remisión, las pautas son similares a las de la población en general, pero, si la artritis se encuentra más avanzada o en periodos de exacerbación, los enfermos deben seguir recomendaciones especiales:

  1. Descansa bien.
    Duerme entre ocho y diez horas cada noche y, en los periodos en que tus articulaciones estén más inflamadas, dedica otros treinta o sesenta minutos a descansar a media mañana y a primera hora de la tarde. Mantén horarios regulares para irte a dormir por la noche y levantarte por las mañanas.
  2. Comienza el día con una ducha o baño caliente.
    Disminuirá la rigidez en las articulaciones que puedes sentir al despertarte por la mañana.
  3. Moviliza tus articulaciones al menos una vez al día.
    Durante los periodos de mayor inflamación, realiza ejercicios para mantener el rango de movimiento de la articulación, bien antes de irte a dormir o antes de levantarte. Si es necesario, pide ayuda a otra persona. También puede ayudarte realizar ejercicios isométricos (evitando mover la articulación inflamada), pero contrayendo los músculos que la rodean.
  4. Reposa cuando sea necesario.
    Lo mejor es que mantengas el equilibrio entre ejercicio y descanso, especialmente, cuando tus articulaciones estén inflamadas.
  5. Cuida tu postura.
    Sobre todo, si tu trabajo te obliga a permanecer sentado durante largos periodos de tiempo, mantén la espalda recta y apoyada contra el respaldo, y los antebrazos apoyados en los reposabrazos. Tómate una pausa de cinco minutos cada hora u hora y media para caminar y estirar los músculos.
  6. Elige bien tu calzado.
    La punta debe ser ancha y el empeine alto, con el fin de evitar el roce con las articulaciones, sobre todo si están deformadas. Asegúrate también de que tu calzado te sujeta bien el talón y de que, aunque firme, sea elástico. Los botines y zapatillas deportivas pueden constituir buenas opciones.
  7. Practica ejercicio físico de manera regular.
    Elige actividades aeróbicas de intensidad baja o moderada y de bajo impacto para las articulaciones, como caminar, nadar o montar en bicicleta estática. Practícalos tres días a la semana durante al menos treinta minutos, aunque procura no llegar a cansarte.
  8. Evita los esfuerzos físicos intensos.
    También, las actividades que te obliguen a estar de pie mucho tiempo, en la misma posición sin moverte o realizar movimientos repetitivos con las articulaciones afectadas, sobre todo si requieren fuerza. Cuando realices taeas domésticas (abrir botes, limpiar cristales…), ayúdate con utensilios u aparatos.
  9. Mejor, sin estrés, tabaco ni alcohol.
    Recuerda que el estrés y el tabaquismo son factores de riesgo de la artritis reumatoide. Controla también el alcohol que tomas y sigue una dieta equilibrada y variada, que te permita mantenerte un  peso saludable.
  10. Infórmate sobre tu enfermedad.
    Es importante que participes de forma activa en la toma de decisiones junto al equipo de profesionales que te atiende. Así, el tratamiento se adaptará a tu evolución, características y necesidades, haciendo más llevadera la convivencia con esta patología.

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.

descargar-pdf

Cinfaconsejos artritis

Fecha de publicación 21 agosto, 2017

Términos relacionados