Agorafobia

Áreas de Salud > Vivir con... > Agorafobia

Diez consejos ante la agorafobia:

  1. Conoce que la ansiedad es una reacción normal del organismo.
    La ansiedad nos adapta y dispone para enfrentarnos a aquello que nos puede dañar. El problema surge cuando aparece en situaciones que no conlleven riesgo alguno.
  2. Analiza la asociación entre ansiedad y la circunstancia conflictiva.
    Es muy probable que hayas sufrido un temor intenso en un momento dado y que se vincule al lugar o a las circunstancias donde surgió, pero debes saber que esas no son la causa de tus miedos y debes enfrentarte a la situación que te generó conflicto.
  3. No demores en el tiempo el enfrentamiento con la situación.
    Has de ser consciente de que si decides evitar el lugar o las circunstancias que te generan el conflicto, lo que conseguirás es mantener indefinidamente tu problema. Aunque a corto plazo sientas alivio al no enfrentarte con ello, a la larga, eso afianza tu creencia y, por tanto, se vuelve más difícil revertir la situación.
  4. Lleva a cabo un acercamiento progresivo.
    Empieza, de manera escalonada, por aquellos lugares que solo te causan preocupación. Inicialmente, necesitarás ir acompañado y luego, poco a poco, aumentará el tiempo que estés solo en esas situaciones.
  5. Aprende técnicas para disminuir la intensidad de la ansiedad.
    Practica relajación, respiración diafragmática, meditación…
  6. Intenta cambiar los pensamientos erróneos.
    Fíjate metas que puedan ayudarte a enfocar tu energía en aspectos positivos de la vida, y busca excusas para salir y relacionarte.
  7. Habla sobre tu problema.
    Comparte tus miedos con alguien de confianza; te ayudará a liberarte de esos sentimientos y a sentirte más comprendido.
  8. Desde el principio y ante cualquier complicación, acude a tu especialista.
    Un psicólogo o un médico especialista en trastornos psicológicos, como es la agorafobia, te aconsejará sobre los pasos a seguir, establecerá el tratamiento más adecuado a tu caso y no solo tratará tus síntomas, sino que te ayudará a superarlos.
  9. Rodéate de tus familiares y amigos.
    Una vez iniciado el tratamiento, aunque no deben ayudarte a evitar situaciones complejas, sí es recomendable que tu entorno cercano te apoye y empatice contigo.
  10. No olvides que la agorafobia puede solucionarse.
    Recuerda tus objetivos vitales, las metas abandonadas y las cosas que puedes recuperar si sigues el tratamiento adecuado y siempre indicado por tu especialista.

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.

 

descargar-pdf

Cinfaconsejos agorafobia

Fecha de publicación 14 mayo, 2018

[printfriendly]