Migraña

Diez consejos para controlar la migraña:

Prevenir las crisis constituye uno de los pilares del tratamiento para la migraña, además de aprender a mitigar el dolor desde casa. Para conseguirlo, pueden resultar útiles los siguientes consejos:

  1. Acude a tu médico siempre que sea necesario.
    No te resignes a sufrir las dolorosas migrañas, porque pueden tratarse y moderarse. Si el número de crisis o la intensidad del dolor aumentan, no dudes en acudir al especialista y en seguir el tratamiento que te prescriba.
  2. Aprende a reconocer los desencadenantes de tus crisis.
    Como estos varían de una persona a otra, en primer lugar deberás identificarlos, con ayuda de tu médico. Trata de recordar si cuando tuviste las últimas migrañas habías estado expuesto a algún ruido, luz u olor intenso, o si habías ingerido algún alimento determinado, y evítalos.
  3. Elabora un calendario o diario de cefaleas.
    Se trata de un pequeño documento, muy sencillo, donde simplemente deberás ir anotando la fecha de tus crisis de dolor de cabeza, junto con otros datos, como la intensidad del dolor y su repercusión en las actividades de la vida diaria, síntomas acompañantes, medicamentos y dosis empleadas. Toda esta información será de gran utilidad para tu médico, ya que puede ayudarle a diagnosticarte, confirmar o detectar un abuso de medicación y, sobre todo, decidir qué tratamiento agudo y preventivo utilizar en el futuro.
  4. Cuida lo que comes.
    Seguir una dieta variada y equilibrada es siempre saludable, pero las personas con migraña deben evitar los alimentos que, como el chocolate, la leche, el queso curado o el vino, pueden desencadenar las crisis, al igual que el alcohol en general. Así mismo, evita aquellos alimentos y bebidas que sepas que en el pasado te han desencadenado ataques de migraña. También es importante mantener una rutina, haciendo las comidas a la misma hora y en cantidades similares.
  5. Mantén horarios regulares de sueño.
    Las variaciones en los patrones de sueño pueden ser también responsables de los ataques de migraña, por lo que conviene seguir unos horarios lo más regulares posibles y, además, dormir al menos siete u ocho horas diarias. No duermas de más ni de menos los fines de semana.
  6. Plántale cara al estrés.
    La ansiedad que producen determinadas situaciones personales o laborales es también un probable desencadenante, por lo que se debe tratar de mantener la calma ante las complicaciones. Te ayudarán la práctica de deporte u otras actividades relajantes, como el yoga o la meditación.
  7. Aíslate en un lugar tranquilo.
    Los lugares ruidosos u olores penetrantes pueden desencadenar las crisis y, en cualquier caso, nunca las alivian. Por ello, cuando sufras una migraña, enciérrate en una habitación a oscuras y túmbate en la cama o el sofá, para evitar estímulos como la luz, el ruido o el movimiento.
  8. Respira de forma relajada.
    Cuando ya se produce una crisis, respirar de manera adecuada te ayudará a mantener a raya el dolor. Así, respira lenta y profundamente, y concéntrate en tu respiración por un momento; verás que el dolor de cabeza disminuye y comenzarás a sentirte mejor.
  9. No abuses de los medicamentos
    Toma solo aquellos que te prescriba el médico y del modo en que te lo indique, y no olvides que ingerir demasiados analgésicos o antinflamatorios puede provocar cefaleas de rebote.
  10. Pero tampoco los evites.
    La medicina alternativa puede ser un complemento a las técnicas de relajación, pero solo los fármacos tienen un efecto demostrado para prevenir y frenar las crisis.

 

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.

 

descargar-pdf

Cinfaconsejos para la migraña

Fecha de publicación 7 septiembre, 2015