Herpes zóster

Diez recomendaciones para combatir el herpes zóster

Las siguientes precauciones te ayudarán a prevenir el contagio o a hacer un poco más llevadera esta enfermedad, una vez contraída:

  1. Consulta a tu médico acerca de las vacunas disponibles.
    Si no has padecido la varicela, la vacuna frente a esta enfermedad puede hacer que el herpes zóster sea menos grave, aunque no hay forma de prevenirlo por completo.
  2. Toma precauciones para evitar contagiar a otros.
    Para ello, mantén cubiertas las ampollas en todo momento, sigue el tratamiento correctamente y evita el contacto con recién nacidos, mujeres embarazadas, personas cuyo sistema inmunitario esté debilitado  o que no se hayan vacunado contra la varicela.
  3. Mantén la zona de la lesión limpia.
    Para evitar que se infecte, lava las erupciones con agua y jabón suave.
  4. Alivia el dolor.
    Aplicar compresas frías y húmedas sobre las lesiones te ayudará a aliviar el dolor y el picor. Los baños en agua de avena coloidal o aplicar loción de calamina también pueden ser muy útiles.
  5. No te rasques.
    Córtate bien las uñas para evitar sobreinfecciones por rascado.
  6. Cuidado con el sol.
    Evita la exposición al sol hasta que las lesiones desaparezcan por completo, porque favorece la aparición de manchas oscuras en el proceso de cicatrización.
  7. Mejor, en reposo.
    Si tienes fiebre, es recomendable el reposo hasta que esta desaparezca.
  8. Precaución con la ropa infectada.
    Lava con agua bien caliente o tira a la basura la ropa que haya estado en contacto directo con las lesiones cutáneas, así como la ropa de cama, sábanas y toallas.
  9. Mayor precaución con niños y  adolescentes.
    Aunque es menos frecuente en gente joven, si sospechas que tu hijo puede estar afectado por un herpes zóster, evita administrarle ácido acetilsalicílico -aspirina-, ya que puede producirle una enfermedad inusual, pero grave, llamada Síndrome de Reye.
  10. Consulta a tu médico a la menor sospecha.
    Si crees que puedes padecer herpes zóster, acude a tu médico, porque  el tratamiento precoz puede disminuir la incidencia de la neuralgia postherpética u otras complicaciones más graves, especialmente si eres mayor de 50 años, estás inmunodeprimido o tienes síntomas oculares.

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.

descargar-pdf

Fecha de publicación 10 julio, 2017

Términos relacionados