Faringitis

Consejos para evitar y/o controlar la aparición de la faringitis aguda 

  1. Evita los ambientes muy contaminados. Si respiramos aire con exceso de contaminación, podemos fomentar que los virus y las bacterias acumuladas en el aire entren en nuestro cuerpo y provoquen la aparición de faringitis.
  2. Huye de los cambios bruscos de temperatura. Los ambientes secos por la calefacción o el aire acondicionado, así como la ingesta de comidas muy calientes o bebidas excesivamente frías pueden lesionar la mucosa de la faringe.
  3. Protégete para evitar el contagio. Tápate la boca y la nariz al toser o estornudar, usa pañuelos desechables y lávate con frecuencia las manos para prevenir su contagio.
  4. Mantén una adecuada hidratación. Bebe más líquidos de lo habitual, así como infusiones calientes. Realizar gárgaras con manzanilla o agua tibia y sal aliviará el dolor en tu faringe.
  5. Refuerza tu garganta con una dieta rica en vitamina C. Los cítricos, las uvas y la miel protegerán tu organismo y ayudarán a mantener la garganta en buen estado.
  6. Si fumas, deja el tabaco. Fumar puede producir malestar en varias partes del cuerpo, pero especialmente irrita los tejidos de tu garganta.
  7. La bufanda, tu mejor complemento este invierno. En época invernal abrígate y sal de casa cubriéndote la garganta con una bufanda, o apuesta por una vestimenta que te cubra el cuello.
  8. Consulta a tu farmacéutico. Antes de tomar productos bucofaríngeos con antisépticos o anestésicos para aliviar el dolor, consulta con un profesional sanitario.
  9. Ante el menor síntoma, acude al médico. Si tienes dolor de garganta intenso, tus síntomas no mejoran después de tres o cinco días y aparece fiebre, consulta lo antes posible a tu médico de familia. 
  10. No te automediques. El consumo de antibióticos debe prescribirlo tu médico después de valorar tus síntomas.
descargar-pdf

Descargar consejos para la faringitis

Fecha de publicación 27 diciembre, 2016