Apnea del sueño

Diez consejos para prevenir y combatir la apnea del sueño:

Además de los tratamientos vistos en el apartado anterior, los síntomas de la apnea pueden prevenirse o mitigarse mediante algunos cambios en el estilo de vida:

  1. Sigue una buena higiene del sueño.
    Duerme el número suficiente de horas y mantén horarios regulares, tanto para irte a dormir como para levantarte.
  2. Duerme de lado.
    Es la mejor postura para mantener lo más liberadas posibles las vías respiratorias y no interrumpir la respiración.
  3. Intenta no permanecer tumbado directamente sobre la espalda.
    Prueba a dormir con almohadas especiales o prendas que incorporen objetos molestos cosidos a la espalda (por ejemplo, botones), que te hagan no apoyarte directamente sobre ella mientras duermes. De esta forma, conseguirás que las vías respiratorias superiores permanezcan abiertas el mayor tiempo posible.
  4. Mantén las vías nasales despejadas durante la noche.
    Pregunta a tu médico sobre la posibilidad de usar medicamentos para la alergia o instilaciones nasales con este fin.
  5. Pierde unos kilos.
    Si estás obeso o sufres sobrepeso, trata de regresar a tu peso ideal. Para ello, sigue una dieta variada y equilibrada. Realiza cenas ligeras, al menos 2 o 3 horas antes de acostarte.
  6. El deporte te puede ayudar.
    Con el fin de evitar el exceso de peso, que es un factor de riesgo en este trastorno, haz todo lo posible por practicar ejercicio físico de manera regular. Evita realizarlo  2 o 3 horas antes de acostarse, porque puede que te cueste más conciliar el sueño.
  7. Deja de fumar.
    El tabaco deteriora el estado de las vías respiratorias y puede agravar la apnea del sueño.
  8. No tomes bebidas alcohólicas por la noche.
    Te ayudará a prevenir los síntomas o, incluso, la aparición del trastorno.
  9. Evita ciertos medicamentos.
    Algunos fármacos inductores del sueño, como las benzodiacepinas, hacen que el organismo disminuya su respuesta a la falta de oxígeno en sangre cuando ocurren apneas, por lo que es preferible no utilizarlos. Consulta a tu médico acerca de otros fármacos en caso de que te sea necesaria una ayuda para dormir.
  10. Ante la duda, consulta al especialista.
    Si piensas que presentas síntomas compatibles con este trastorno, no demores la consulta con el médico; puede, además, que existan otras causas que provoquen un exceso de somnolencia diurna.

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.

descargar-pdf

Cinfaconsejos apnea del sueño

Fecha de publicación 29 mayo, 2017

Términos relacionados