Cuidado de la piel

Una piel sana es una piel cuidada

12 enero, 2015

¿Qué es la piel?

La piel es el órgano más extenso del cuerpo. Está compuesta por tres capas diferentes:

  • Epidermis: es la capa externa, que constituye la verdadera cubierta de protección contra influencias ambientales como las toxinas, las bacterias y la pérdida de fluidos.
  • Dermis: diez veces más gruesa que la epidermis, es el tejido de sostén de la piel y responsable de su elasticidad y fortaleza.
  • Hipodermis: es la capa más interna, y protege el tejido muscular absorbiendo los impactos gracias a las aglomeraciones en forma de ‘almohadilla’ de unas células de grasa llamadas adipocitos. Éstas también aíslan el cuerpo del frío y del calor, y almacenan importantes nutrientes.
partes de la piel humana

¿Cuáles son las funciones de la piel?

No sólo es importante cuidar nuestra piel por razones de estética. Entre otras funciones, este órgano:

  • Proporciona una barrera frente a los productos químicos nocivos, el calor y el frío, los microorganismos dañinos y las radiaciones solares.
  • Nos ayuda a mantener el balance hídrico del organismo.
  • Es el encargado de la correcta percepción del tacto, la presión, la temperatura y el dolor, a través de sus receptores.

¿Qué tipos existen?

El tipo de piel de cada persona está determinado, sobre todo, por el tipo de fluido que las glándulas sudoríparas y sebáceas que la componen segregan para mantenerla húmeda.

  • Si esta secreción es más bien acuosa, estaremos hablando de una piel seca o normal.
  • Si es oleosa, se tratará de una piel grasa.
  • Cuando hay un equilibrio en estos fluidos, se habla de tipo mixta.

¿Qué cuidados debe tener la piel?

Cada uno de estos tipos requiere de unos cuidados específicos. También la edad, el sexo, los factores ambientales y la fisiología de cada persona resultan factores determinantes. Además, ante problemáticas como el acné, la hipersensibilidad, el envejecimiento o patologías como la atopia, estos cuidados deben ampliarse. Anualmente, se realizan en las farmacias españolas diez millones de consultas sobre los cuidados de la piel. Acudir a ellas nos será de gran ayuda.

10 consejos para cuidar la piel

Unas sencillas pautas de higiene y cuidado diario te permitirán disfrutar de una piel más sana y cuidada.

  • 1. Transforma en un hábito la higiene diaria de tu rostro.
  • Es fundamental que limpies tu cara dos veces al día –por la mañana y antes de acostarte-, con el fin de eliminar toxinas y maquillaje. Para que esta limpieza sea efectiva y no agresiva, debes utilizar productos específicos para el rostro.
  • 2. Nutre la piel en profundidad.
  • La hidratación constituye otra de las claves de una piel sana y elástica, no sólo en el rostro, sino en todo el cuerpo. Para hacerlo correctamente debes elegir leches hidratantes que se adapten a tu tipo y aplicarlas diariamente mediante suaves masajes.
  • 3. Bebe agua de manera abundante.
  • El agua mantiene la piel hidratada y te ayuda a eliminar toxinas. Por si fuera poco, contiene nutrientes, vitaminas y minerales excelentes para la piel como el calcio, el magnesio y el sodio. El truco está en ingerir líquidos regularmente y sin esperar a tener sed.
  • 4. La edad influye.
  • Las necesidades de tu piel evolucionan con la edad: si eres joven, demandará sobre todo hidratación y fotoprotección. Y conforme vas cumpliendo años, debes dedicarle más tiempo, cuidados antioxidantes y una buena dosis de nutrición.
  • 5. Ellos también.
  • Esta no es una cuestión exclusivamente femenina. Una piel luminosa es signo de buena salud y la población masculina también debe ser consciente de la necesidad de hidratar, nutrir y proteger del sol la piel, especialmente la del rostro.
  • 6. Fotoprotección durante todo el año.
  • No sólo en verano debes resguardar la piel de las radiaciones solares; también tienes que tomar precauciones el resto del año y en zonas de montaña. Junto a los correspondientes fotoprotectores de alta graduación, serán bienvenidas gafas de sol, gorros y sombreros. Las zonas de la cara donde más frecuentemente aparecen las lesiones provocadas por el sol son la nariz y los labios, por lo que deberás prestar especial atención para aplicar el fotoprotector y utilizar un protector labial con SPF alto.
  • 7. Vigila la aparición de manchas.
  • Frecuentemente producidas por una incorrecta exposición al sol, has de mantenerte alerta frente a las pigmentaciones con el fin de evitar su extensión u oscurecimiento. Sobre todo, no olvides que no existe mejor medicina que una buena prevención. También debes prestar atención a las pecas y lunares y, en caso de percibir variaciones importantes en su tamaño o color, acudir a un dermatólogo.
  • 8. Mima tus manos.
  • La delicada piel del dorso es una de las partes del cuerpo que más refleja la edad. Y al estar tan expuestas al sol deberás hidratar y proteger tus manos constantemente.
  • 9. Cuello y escote también existen.
  • Su piel es muy fina y está muy expuesta a las agresiones del entorno. Limpieza, hidratación, nutrición y fotoprotección constituyen de nuevo las claves para que esta parte de tu cuerpo se mantenga elástica y firme.
  • 10. Toma precauciones con piercings y tatuajes.
  • Si decides hacerte uno, siempre debes hacerlo en establecimientos que cumplan estrictas medidas de higiene para evitar infecciones y otras complicaciones. Además, deberás realizar todos los cuidados posteriores para que el tejido cicatrice de manera adecuada.

Nuestros expertos respondenMostrando 2 respuestas de Nuestros Expertos en "Cuidado de la piel"

¿Es malo ducharse todos los días?

Existen muchas opiniones acerca de este tema. Diversos estudios sostienen que ducharse o bañarse con demasiada frecuencia puede ser negativo para la salud, ya que el exceso de agua y jabón podría dañar la capa más externa de la piel y el manto lipídico que la recubre. Otros expertos señalan, en cambio, que una ducha al día es necesaria y no afecta a esta barrera defensiva natural de la piel. En todo caso, una ducha ideal debe realizarse con agua tibia y con gel de pH entre 5.5 y 6, que respete el pH de nuestro manto lipídico. En caso de realizar una segunda ducha, es mejor prescindir del jabón. Tras secarnos, debemos hidratar correctamente la piel.

¿Las estrías pueden eliminarse o reducirse de alguna manera? ¿Son las estrías ‘para siempre’?

Aunque en el mercado existen diferentes productos para eliminar las estrías -como los retinoides tópicos (contraindicados en el embarazo), el ácido hialurónico o el aceite de rosa de mosqueta-, no hay evidencia científica de que alguno funcione, ni está demostrado que el láser ayude a eliminarlas.

Las estrías están provocadas por el crecimiento, los cambios bruscos de peso (por eso son tan frecuentes en el embarazo), los cambios hormonales o algunas enfermedades, y suelen ser más comunes en mujeres, aunque también afectan a los hombres. Suelen mejorar con el tiempo, pero no pueden curarse o quitarse, ya que están provocadas por la rotura de las fibras de elastina y colágeno que proporcionan estructura a la piel. Sí se puede tratar de evitar su aparición manteniendo la piel bien hidratada mediante la ingesta abundante de agua, frutas y verduras y el uso diario de lociones hidratantes.

Podcast

Fuentes

Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.