Virus Chikungunya

¿Por qué es tan peligrosa la picadura del mosquito tigre?

25 agosto, 2015

¿Qué es el virus chikungunya?

El virus chikungunya es un virus tropical que se da sobre todo en África, Asia y el subcontinente indio, y desde hace un año, también en América (Caribe, América del Sur y Central) donde no existía previamente. Además, recientemente ha llegado a España, donde un hombre de 60 años ha sido la primera persona infectada en nuestro país.

El nombre de esta enfermedad es de origen makonde (un grupo étnico africano que vive en el sudeste de Tanzania y el norte de Mozambique) y significa ‘enfermedad del hombre encorvado o retorcido’, debido al fuerte dolor articular que provoca.

Desde la Fundación io, especialista en Enfermedades Infecciosas y Medicina del Viajero, nos dan más información acerca de esta patología y los mosquitos responsables de su transmisión.

¿Cómo se contrae?

El virus Chikungunya se transmite a través de la picadura de los mosquitos del género Aedes, tanto en su variedad aegypti como albopictus -el famoso mosquito tigre-. Las características generales de estos mosquitos son las patas con bandas a modo de anillos blancos y  una línea longitudinal blanca en el tórax en el caso de los albopictus y tres líneas, a modo de lira, en el aegypti. 

Estos insectos transmiten la enfermedad al obtener el virus de la sangre de las personas infectadas y picar a otras. Actualmente, se desconoce si el mosquito es inmediatamente contagioso o si existe una fase de evolución en su cuerpo. Tampoco está demostrada la transmisión directa entre humanos, sin bien parece que sí podría existir contagio entre la madre gestante y el feto.

¿A quién afecta?

Este virus puede afectar a personas de cualquier edad, desde bebés hasta jóvenes o ancianos. Sin embargo, existen grupos de riesgo que se consideran más vulnerables:

  • Los recién nacidos y niños menores de un año.
  • Los adultos mayores de 65 años.
  • Las personas con diabetes, hipertensión, insuficiencia renal crónica, enfermedades cardiovasculares, VIH-SIDA, tuberculosis o neoplasias.
  • Los recién nacidos de madres afectadas por el virus chikungunya una semana antes o durante el parto.

¿Cuáles son sus síntomas?

La enfermedad comienza a manifestarse súbitamente con una fiebre alta, a veces superior a los 40ºC y que se mantiene durante tres días. A continuación, aparece un eritema y dolor intenso en las articulaciones y los músculos a lo largo de unos cinco días. Y también pueden darse dolor de cabeza y náuseas. Estos primeros síntomas suelen aparecer de cuatro a siete días después de la picadura.

Los pacientes niños y jóvenes se suelen recuperar en pocos días, mientras que en los adultos,  los dolores pueden continuar algunas semanas e incluso años. Se trata de casos crónicos de esta enfermedad, en la que los dolores articulares recurrentes pueden afectar a la calidad de vida.

¿Este virus puede conllevar complicaciones?

En casos excepcionales y especialmente en los grupos de riesgo pueden aparecer formas atípicas y severas de la enfermedad. En estas personas es primordial el seguimiento médico estricto para observar la evolución.

¿Se puede tratar?

No existe ningún tratamiento curativo ni vacuna para este virus. El tratamiento que se aplica es para aliviar los síntomas y se basa en beber muchos líquidos y tomar analgésicos y medicamentos contra la fiebre y el dolor.

No obstante, ante la primera sospecha de infección, lo que debemos hacer es acudir al médico inmediatamente.

Consejos para evitar el contagio

La mejor medida preventiva es evitar la picadura del mosquito transmisor. Para ello, podemos seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Utilizar reiteradamente repelentes de insectos.
  2. Llevar ropa que cubra la mayor parte del cuerpo expuesto a las picaduras, como camisetas de manga larga y pantalones hasta los tobillos.
  3. Colocar mosquiteras en ventanas y puertas.
  4. Evitar las zonas en las que se acumule agua, como charcos o balsas, botelllas, floreros… porque estas condiciones de agua estancada favorecen la reproducción de los mosquitos.
  5. Activar el aire acondicionado durante la noche, pues los mosquitos huyen de las bajas temperaturas.
  6. Protegernos de nuevas picaduras de mosquito para, en el caso de que estemos infectados, evitar que el virus se siga transmitiendo.
  7. Acudir al médico para obtener un diagnóstico claro y poder actuar en consecuencia.

Autor

Este contenido ha sido elaborado por la Fundación io, una organización científica dedicada al estudio y control de las Enfermedades Infecciosas en el mundo. Equipo de www.viajarseguro.org

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.