Acidez de estómago

Áreas de Salud > Cuidado diario > Digestivo > Acidez de estómago

10 consejos para controlar la acidez de estómago

Modificar nuestro estilo de vida puede ayudarnos a prevenir y sobrellevar el molesto ardor de estómago. Para lograrlo, las siguientes recomendaciones pueden resultar muy útiles:

  1. Vigila lo que comes.
    Es muy importante que aprendas a reconocer qué alimentos te provocan ardor de estómago, para así evitarlos. En general, no consumas chocolate, café, menta, hierbabuena, cítricos, alimentos grasos o picantes o productos a base de tomate o con vinagre.
  2. Y cuida cómo lo comes.
    Trata de evitar las comidas copiosas, ya que un estómago lleno ejerce una presión tal que puede  provocar  que  el  alimento  sea  devuelto  al  esófago.  En  cambio,  come  con  mayor frecuencia, pero menores cantidades. No consumas los alimentos demasiado calientes ni demasiado fríos y, tras las comidas, anímate a mascar un chicle sin azúcar, pues la saliva neutraliza el ácido.
  3. Apuesta por determinados alimentos.
    Existen algunos remedios o alimentos que ayudan a disminuir la acidez: la manzana tras una comida copiosa, o las almendras crudas, que pueden ayudarte a equilibrar tu pH.
  4. Pierde algunos kilos, en caso de que padezcas sobrepeso.
    La obesidad aumenta la presión abdominal, lo que a su vez puede provocar los reflujos gastroesofágicos y la consiguiente acidez. Acude a un nutricionista, si es necesario.
  5. Elimina de tu vida el tabaco, el alcohol y la cafeína.
    Todas estas sustancias agravan la acidez. En su lugar, puedes tomar infusiones de camomila o fenogreco, que la alivian, o tomar medio vaso de agua con una cucharada de bicarbonato sódico después de las comidas fuertes.
  6. No te acuestes nada más comer.
    Debes programar tus cenas para dos o tres horas antes de irte a la cama, y tampoco es recomendable echarse la siesta tras la comida del mediodía. Igualmente, evita agacharte o practicar ejercicio físico con el estómago lleno.
  7. Eleva la cabecera cama.
    Una inclinación de unos quince centímetros reduce la posibilidad de que el contenido del estómago vuelva al esófago. Para ello, puedes poner unos libros o bloques de madera bajo las patas de la cama de una manera segura o una almohada con forma de cuña bajo el colchón. Dormir con almohadas extra no es una medida eficaz, pues pueden moverse durante la noche.
  8. Controla el estrés.
    Aprende a relajarte y a afrontar los problemas e imprevistos con calma. Practicar disciplinas como el yoga, el tai­chi o la meditación puede ayudarte, al igual que la actividad física, aunque nunca la realices después de comer.
  9. Lleva prendas de ropa holgadas a la altura del abdomen.
    Sobre todo, evita los cinturones o pantalones demasiado ceñidos alrededor de la cintura, pues pueden dificultar la digestión.
  10. Acude al profesional sanitario cuando sea necesario.
    Tu farmacéutico te recomendará antiácidos o sales para ayudarte a aliviar el dolor ocasional, pero si necesitas recurrir a ellos más de dos veces a la semana, debes acudir al médico con el fin de descartar o controlar otras dolencias más graves, como la enfermedad por reflujo gastroesofágico.

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.

descargar-pdf

Cinfaconsejos acidez estomacal

Fecha de publicación 28 septiembre, 2015

Términos relacionados