Gingivitis

Claves generales para evitar y/o controlar la aparición de gingivitis:

  1. Para toda la vida.
    La prevención de las enfermedades periodontales es un compromiso de por vida; la eliminación mecánica de la placa bacteriana debe ser diaria y debe acompañarse con otras medidas encaminadas a evitar riesgos adicionales para la salud bucodental.
  2.  Lávate los dientes a menudo.
    Sigue unos mínimos hábitos de cepillado dental y de encías: hazlo durante unos 2 minutos, al menos 2 veces al día. Sobre todo, no olvides el cepillado antes de acostarte.
  3. Hazlo con el cepillo adecuado.
    Los cepillos recargables eléctricos son algo más eficaces en la reducción de placa e inflamación gingival que los cepillos manuales. No obstante, no hay evidencia suficiente para recomendar el uso un cepillo sobre otro y esto dependerá de las necesidades y destreza de los pacientes.
  4. Sigue una técnica correcta.
    Asegúrate de seguir una correcta técnica de cepillado dental y durante el tiempo adecuado. Cepilla cada cuarto de la boca unos 30 segundos. El cepillado dental 2-3 veces al día durante 2 minutos puede ser eficaz en la prevención primaria de la gingivitis y periodontitis en grupos de bajo riesgo; los pacientes de alto riesgo y la prevención secundaria requieren mucho más tiempo.
  5. No descuides el espacio entre dientes.
    La higiene interdental diaria es esencial para mantener la salud gingival. Los cepillos interdentales son el método más eficaz para aquellos espacios en los que se pueda pasar sin ejercer un trauma. Sin embargo, ten precaución en su uso en espacios interdentales estrechos; en estos casos, mejor usa hilo dental.
  6. Los enjuagues, el mejor refuerzo.
    Refuerza la higiene bucodental con algún colutorio o enjuague bucal, ya que ofrecen grandes beneficios en el manejo de la gingivitis y la prevención de la acumulación de placa. Sin embargo, ten en cuenta el coste, los problemas medioambientales y los efectos secundarios de estos productos, así como la necesidad de tomar medidas adicionales según tu caso.
  7. Tabaco, alcohol y azúcar, los enemigos de tu boca.
    Mantén un estilo de vida saludable y prescinde de factores nocivos para la salud, como el consumo de comidas con un alto contenido en azúcares, el alcohol, el tabaco y el estrés.
  8. Cuídate más si eres mujer o padeces diabetes.
    Una mala salud de las encías puede provocar un escaso control de la glucemia en personas con diabetes e incluso puede adelantar el parto en casos de embarazo. De hecho, los cambios hormonales a lo largo de la vida de la mujer (pubertad, menopausia, síndrome premenstrual o embarazo) inciden de modo importante en su salud oral. Además, los niños son un colectivo especialmente sensible a este problema, aunque sin llegar a convertirse en un trastorno grave.
  9. Evita la automedicación.
    No recurras a productos de salud oral sin contar antes con el diagnóstico correcto y asesoramiento por parte de un profesional.
  10. Las revisiones son imprescindibles.
    Acude a tu dentista o periodoncista al menos una vez al año para que controle la situación de tus encías y dientes. Como profesional, te ayudará a prevenir posibles patologías dentales o periodontales, así como a mantener una buena salud general.

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.

descargar-pdf

Cinfaconsejos gingivitis

Fecha de publicación 12 diciembre, 2016

Términos relacionados