Codo de tenista

10 consejos para prevenir y aliviar el codo de tenista

El codo de tenista se puede prevenir tomando una serie de sencillas precauciones, sobre todo a la hora de practicar deportes de raqueta:

  1. Supervisa tu material deportivo.
    Si sueles jugar al tenis, debes saber que una raqueta demasiado ancha o estrecha, o bolas demasiado pesadas pueden ser, por ejemplo, las culpables de tu epicondilitis. Asegúrate, por lo tanto, de que eliges el material más idóneo para ti y tu deporte.
  2. Corrige tu técnica.
    También es recomendable que consultes a tu entrenador o médico deportivo cualquier cambio que puedas incorporar en tu técnica para evitar el sobresfuerzo en los tendones. Un revés mal efectuado suele ser una de las causas principales de la epicondilitis lateral, pero también, por ejemplo, el exceso de fuerza en la empuñadura de la raqueta.
  3. Calienta antes de jugar y estira después.
    Los músculos y tendones deben estar preparados para el esfuerzo que van a realizar, por lo que resulta crucial calentarlos bien antes del juego con los ejercicios de calentamiento adecuados.
  4. Regula tu tiempo de actividad.
    A veces se trata de dosificar el tiempo que permanecemos jugando o realizando una actividad repetitiva. Plantéate si debes reducir la frecuencia o en el caso de un deporte, alargar los periodos de descanso entre partidos.
  5. Aprende a parar.
    Si notas cualquier dolor en el codo o en el antebrazo, cesa inmediatamente la actividad que piensas que lo está provocando. Consulta a tu médico ante los primeros síntomas y no vuelvas a practicar ese deporte o actividad hasta que él te lo indique.
  6. Fortalece tu brazo.
    Tu médico o tu terapeuta físico pueden enseñarte ejercicios que te ayudarán a estirar y fortalecer los músculos de la muñeca y el brazo, lo que te permitirá estabilizar el área del codo y reducir las posibilidades de lesión. Uno de ellos es, por ejemplo, apretar una pelota de tenis.
  7. Atención también en la oficina.
    Si sientes dolor al trabajar frente al ordenador, es conveniente que revises la ergonomía de tu puesto de trabajo o estudio (disposición de la silla, teclado y escritorio), al igual que la postura con la que te sientas y escribes.
  8. Ayúdate de la tecnología.
    Si, en tu caso, son determinadas actividades laborales las que provocan el dolor, trata de recurrir a las herramientas eléctricas para las actividades muy repetitivas –por ejemplo, atornillar- y  descansa tras periodos largos de actividad.
  9. Calienta antes de coger la moto.
    Una ruta en moto obliga a los músculos a adoptar y mantener determinadas posturas que pueden desembocar en lesiones como el codo de tenista. Para evitarlo, sobre todo antes de las rutas largas, dedica unos minutos calentar y estirar los músculos de los brazos antes de partir. Vuelve a repetir estos ejercicios en las paradas que realices.
  10. Consulta a tu médico sobre el uso de coderas.
    Llevar una banda o codera en el codo a la hora de realizar la actividad que provoca el dolor puede ayudar a aliviar o prevenir la lesión, pues estas soluciones incrementan la temperatura de la zona en dos o tres grados, lo que estimula la circulación y contribuye a que se relajen músculos, tendones y ligamentos.

 

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.

descargar-pdf

Cinfaconsejos codo de tenista

Fecha de publicación 13 julio, 2015

Términos relacionados